Nacimiento del Río Cuervo

Nacimiento del Río Cuervo

Junto a Vega del Codorno y a 80 Kms.de Cuenca, adentrándose en la sierra encontramos unos de los más atractivos parajes conquenses, donde el Río Cuervo, junto a su nacimiento, precipita sus aguas que van a despeñarse desde altas cornisas dando lugar a formaciones caprichosas de una belleza espectacular.

Para llegar hasta el nacimiento del río, el viajero desde Cuenca debe tomar la carretera que sigue la Hoz del Júcar y se adentra en la Serranía.

A medida que accedemos a la serranía nos sorprenden interesantes paisajes y pueblos: Villalba de la Sierra, Uña, Huélamo y Tragacete. Cualquiera de ellos merece un alto en el camino. Algunos de origen medieval, conservan edificios históricos y siempre enclavados en lugares estratégicos, con un entorno de bellos paisajes. Pasado Tragacete, a 12 Kms. se accede al Nacimiento del Rio Cuervo.

Una vez allí el viajero se verá sorprendido por la agradable infraestructura de sus instalaciones, restaurantes, campigns, explanadas, etc, situadas junto al propio río. Para llegar al nacimiento es necesario remontar a pie los senderos de tierra marcados, que siguien paralelos en sentido contrario al curso del río, pasando a través de las regueras, preciosas cascadas por donde se despeña el agua. Algo más arraiba, la senda nos lleva hasta le mismo nacimiento. En una silenciosa gruta donde el agua brota a borbotones por una rendija lateral de la roca, encontramos por fin el manantial del Río Cuervo.