Noticias


La concejal de Turismo califica de “satisfactoria” la Semana Santa 2012

10/04/2012
La concejala de Relaciones Instituciones, Turismo y Festejos, Nieves Mohorte, ha afirmado que la Semana Santa 2012 ha sido “satisfactoria” desde el punto de vista turístico para la ciudad de Cuenca pues “a pesar de la crisis económica y del mal tiempo nos hemos mantenido”.

A falta de los datos definitivos, que se retrasarán porque el lunes 9 de abril fue fiesta de algunas comunidades autónomas, Mohorte ha asegurado que “la ocupación hasta el miércoles ha rondado el 70% y desde el jueves hasta el domingo ha sido de aproximadamente el 95%”.

Para la concejala responsable del área de Turismo “estos datos son positivos, teniendo en cuenta la situación de crisis general y la meteorología pues ha habido hasta nieve”. Sin embargo, ha manifestado “no son los datos que hubiéramos querido manejar y seguiremos trabajando para promocionar Cuenca como destino”.

En cuanto a los puntos de información turística de la capital, dependientes del Ayuntamiento, de Cuenca, la Agrupación Provincial de Hostelería y la Fundación de Turismo de Cuenca, Mohorte ha asegurado que “se han atendido cerca de 7.000 consultas, una cifra muy similar a la del año pasado”. La mayoría de las consultas se atendieron entre el jueves y el sábado, en horario de mañana.

Según estos datos, en torno al 30% de los turistas nacionales que han elegido Cuenca como destino y se han acertado a los puntos de información municipales procedían de Madrid, el 18% de Cataluña, el 8% de Valencia y el resto de otras comunidades autónomas como el País Vasco.  

Mohorte ha querido aclarar que “esto no significa que hayan venido menos visitantes desde Valencia, sino que no han pasado por la Oficina de Turismo, lo que puede significar que repiten y ya disponen de la información que necesitan”.

En cuanto a la procedencia de los visitantes extranjeros, destacan Francia, Alemania y Gran Bretaña como países de origen. Por cierto que la concejala ha destacado un aumento notable de turistas chinos que, hasta la fecha, no solían visitar Cuenca en Semana Santa.