fotografías de semana santa


Autor del cartel
Luis Miguel Caballero

 Pregonero
José Aguilar


Junta de Cofradías

Introdcción

1er premio cartel foro nazareno. www.jesusamarrado.com Cuando los fríos días del Invierno tocan a su fin, las gentes de Cuenca empiezan a desempolvar viejos recuerdos del fondo de su memoria, las túnicas, los capuces, las tulipas... Estamos a las puertas de una nueva Semana Santa.
Una Semana Santa única, declarada de Interés Turístico Internacional, que constituye toda una tradición para los conquenses, y una experiencia sin igual para el visitante.

Y es que Cuenca vuelve a renacer cada año al comienzo de la primavera. La ciudad va a vivir envuelta en un clima de espiritualidad y sobrecogimiento durante siete días, los siete días de la Pasión de Cristo. Por Cuenca pasará Cristo camino de Jerusalén, San Juan Bautista, María Magdalena, San Pedro, San Juan el Apóstol, y todas y cada una de las imágenes que componen la Semana Grande, que llevarán a la ciudad a convertirse en una nueva Jerusalén, de, de color, de drama, de silencio,... de pasión. Cristo será aclamado, entregado, juzgado, condenado, atado, crucificado, muerto y resucitado en la ciudad de Cuenca, durante estos siete días. Y lo hará sobre los hombros de los banceros, gentes de Cuenca que portará las imágenes con su hombro, pero desde el corazón.
Y como cada año, volveremos a escuchar el sonido de las horquillas, el silencio de las gentes al paso de las imágenes, nuestras queridas marchas interpretadas por las Bandas de Música,... volveremos a sobrecogernos al escuchar el "Miserere", al contemplar a la turba, que acompaña a Jesús con tambores y clarines... volveremos a sentirnos nazarenos de Cuenca.

Y así, repletos de emociones, llegaremos al Domingo de Resurrección, y como cada año, volveremos a escuchar el sonido del Huécar al paso de la Virgen del Amparo junto a su cauce, volveremos a ver como Jesús Resucitado y María, su madre, se encuentran frente a los conquenses, y en ese momento, tendremos un único pensamiento en nuestra mente...

... Que la semana santa del próximo año, está más cerca.

Procesión Camino del Calvario

 

"Los tambores del viernes exclaman su ira, su pasión por las calles. Son los sanedritas de Anás insultando al Nazareno. Este es uno de los grandes momentos de nuestra Semana Santa. Avanza, con suma lentitud, Nuestro Padre Jesús bajo el Arco del Pórtico de El Salvador. Canta el gallo de nuevo ahogado por la "palillá"; mientras, quedan mudos los sollozos del Viernes, los de la Verónica, eterna seguidora del Nazareno. Las Turbas piropean a San Juan y cruzan el Puente del Huécar camino de Carretería para ascender a la Plaza Mayor.  


Desde los balcones se les ve andar como si estuvieran en su tiempo, vestidos para acudir a una fiesta, a hablar de Jesucristo: su destino. Alguna vez, en algún momento no importa cuando, se ve llorar ahogado por el turno de tambores, al Jesús de la Seis, llorar lágrimas sobre la piedra en la inmensa soledad del amanecer y, levantada la vista, en la penumbra de los balcones y ventanas, no hay nadie; sólo, en los faroles, ángeles de nieve aplaudiendo esa soledad" (Raúl Torres.)